Virtualización con Microsoft Hyper V

Regresar

IT Global Corporation,provee servicios de migración de equipos físicos a virtuales y viceversa, apoyo en el dimensionamiento de servidores y aprovisionamiento de licencias.  Contamos con los recursos necesarios para la implementación y soporte de plataformas virtualizadas con Hyper-V.

La virtualización es un componente cada vez más utilizado en los centros de cómputo en nuestros días. La eficiencia de operación ofrecida por la virtualización permite a las organizaciones reducir de manera dramática los esfuerzos administrativos y consumo de energía.

Windows Server 2008 Hyper-V es la funcionalidad de virtualización basada en el hypervisor, incluida como un rol de servidor específico de Windows Server 2008. Contiene todo lo necesario para la puesta en servicio de escenarios de virtualización. Hyper-V permite reducir costes, mejorar el nivel de utilización de los servidores y crear una infraestructura de IT más dinámica. El aumento de la flexibilidad que proporciona Hyper-V se debe a sus capacidades de plataforma dinámica, fiable y escalable combinadas con un conjunto exclusivo de herramientas de gestión que permiten administrar tanto los recursos físicos como los virtuales, lo que facilita la creación de un Data Center ágil y dinámico y el avance hacia un modelo de sistemas dinámicos autogestionados.

Escenarios de uso de Windows Server 2008 Hyper-V

La virtualización de múltiples sistemas operativos -Windows, Linux u otros- sobre un mismo servidor con pleno aprovechamiento de la potencia de los sistemas x64. La virtualización está integrada dentro del propio sistema operativo, y cuenta con políticas de licencia más sencillas y flexibles, por lo que ahora es más fácil que nunca aprovechar totalmente las ventajas y ahorros de costes que permite esta tecnología. Windows Server 2008 ofrece plena flexibilidad para crear un datacenter ágil y dinámico que podrá responder en todo momento a las necesidades de su negocio.

Hyper-V permite desarrollar cuatro escenarios básicos: consolidación de servidores, continuidad de negocio, entornos de test y desarrollo, y el datacenter dinámico. En combinación con la suite Microsoft System Center para la gestión de sistemas, ahora puede disponer de una solución de gestión de servidores completa e integrada que funciona con máquinas virtuales y servidores físicos, y ayuda a ampliar las capacidades de plataforma de Hyper-V.

Consolidación de servidores
Uno de los aspectos más decisivos a la hora de adoptar la tecnología de virtualización es la posibilidad de consolidar servidores. Las empresas viven bajo fuertes presiones para simplificar la gestión de IT y reducir costes, pero siempre manteniendo y mejorando sus ventajas competitivas, como son las derivadas de una mayor flexibilidad, fiabilidad, escalabilidad y seguridad. El uso de la virtualización para consolidar muchos servidores en un solo sistema preservando su aislamiento permite responder a estas necesidades. Una de las principales ventajas de la consolidación de servidores es un TCO más reducido, no solo debido a que se reducen los costes de adquisición de hardware, sino también los del consumo eléctrico, refrigeración y ventilación y, por supuesto, los de gestión. Otra de las ventajas se deriva de la optimización de la infraestructura, tanto bajo el criterio de nivel de utilización de los activos como de la capacidad para encontrar un correcto equilibrio de carga para las tareas entre los diferentes recursos. Hay otros beneficios derivados de la consolidación de servidores, quizás no tan notorios, como son una mayor flexibilidad del entorno en términos generales, y la posibilidad de integrar plenamente las aplicaciones para 32 bits y 64 bits dentro del mismo entorno.

Continuidad de negocio y recuperación frente a desastres
Por "continuidad de negocio" entendemos la capacidad de minimizar los tiempos de inactividad, tanto planificados como no planificados. En ello se incluyen los periodos de fuera de servicio ocasionados por funciones habituales como el mantenimiento y copia de seguridad, así como las paradas inesperadas ocasionadas por fallos del hardware, eléctricos o de la red.  Hyper-V incorpora una serie de potentes funcionalidades de continuidad de negocio como son el backup en vivo y la migración rápida, que permiten a las empresas aplicar métricas de calidad de servicio y respuesta muy agresivas.

La recuperación frente a desastres es un aspecto esencial de la continuidad de negocio. Los desastres naturales, ataques informáticos o incluso problemas de configuración sencillos como pueden ser conflictos entre aplicaciones pueden deshabilitar los servicios y aplicaciones hasta que los administradores son capaces de resolver los problemas y recuperar los datos desde copias de seguridad previas. Aprovechando las capacidades de operación en cluster de Windows Server 2008, Hyper-V ahora permite soportar escenarios de recuperación ante desastres (DR) para los entornos de IT utilizando capacidades de cluster sobre datacenters dispersos geográficamente. Una recuperación ante desastres rápida y fiable, junto con potentes herramientas de gestión remota de sistemas contribuyen a garantizar una pérdida mínima de datos y un mínimo tiempo de inactividad.

Entornos de test y desarrollo
Los entornos de desarrollo y test son muchas veces las primeras funciones de negocio que se benefician de las posibilidades de las tecnologías de virtualización. COn el uso de máquinas virtuales los equipos de desarrollo pueden crear y probar una gran variedad de escenarios en entornos seguros y autocontenidos que se asemejan mucho al modelo de operación de los servidores y clientes físicos de los entornos de producción. Hyper-V permite optimizar la utilización del hardware dedicado a estas tareas, mejorando la gestión de su ciclo de vida y la cobertura de los tests. Gracias a un amplio soporte de S.O. alojados y la posibilidad de aplicar puntos de verificación, Hyper-V es una plataforma excelente para los entornos de test y desarrollo de su empresa.

Datacenter dinámico
Hyper-V, conjuntamente con sus actuales soluciones de gestión de sistemas -como puede ser Microsoft System Center- le permite acceder al concepto de "datacenter dinámico", que responde a la idea de sistemas dinámicos autogestionados y agilidad operativa. Con funcionalidades como el control flexible de recursos y facilidades para la migración se puede crear un entorno de IT dinámico que aproveche la virtualización no solamente para resolver necesidades, sino para anticipar futuras demandas de servicio.

Regresar